martes, 30 de octubre de 2007

Mi universo de pequeñas cosas

El mundo está lleno de sueños, de caricias, de colores, de sonrisas, de luz, de esas pequeñas cosas que si uno aprende a exprimirlas y a disfrutar de ellas, tiene la llave que encaja en la cerradura mágica de la felicidad. Pero hay cosas que nadie puede conquistar ni hacerse propietario…Si se quieren disfrutar, hay que hacerlo en compañía de otros… Nos empeñamos en llenar nuestros bolsillos de lo efímero cuando podemos llenar nuestra cabeza de verdades, deseos, sensaciones, olores, recuerdos…
Este fin de semana he disfrutado de una comida rodeada de agua, con sol y mi mejor compañía… he aprendido (bueno, he intentado aprender) a tirar piedras al agua para que salten y no se hundan…he comido por primera vez un rollito de primavera, salsa parmesana, un gofre con chocolate y nata…he disfrutado del olor de mi cafetería preferida, de las miradas de toda esa gente que intercambiaban palabras entre capuchinos e infusiones… he viajado solo por cantar durante el camino… he ido de tiendas y además encontré lo que buscaba… he ido por primera vez a un videoclub y he visto una película sin palomitas… he disfrutado coincidencias y complicidades… he descansado… he desconectado del mundo y cuando hablé con mi familia lo hice con más ilusión… he planeado más “pequeñas cosas”… he conseguido sacarle el lado bonito a las aburridas tardes de domingo…he compartido momentos de tristeza, nostalgia, alegría, ternura, dulzura… he sonreído… he sido feliz.
En las pequeñas cosas siempre está la grandeza…
Deberíamos aprender a disfrutar más a menudo de las grandes cosas que tenemos a nuestro alrededor y a nuestro ojo parecen imperceptibles…

“Hay un universo de pequeñas cosas
que sólo se despiertan cuando tú las nombras.
Todo lo que es bello está esperando tu mirada.
Tengo una caricia que sin ti se me derrama.
Hay un universo de pequeñas cosas
que vuelan sobre tu cabeza si las soplas.
Hay atardeceres que no acaban de ponerse.
hay un mar entero resumiéndose en tu boca…”
A.Sanz.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Podemos seguir con la vida a cuestas pero todo será gratificante si llevamos el cesto cargado de esperanzas....y una sonrisa ya sabes...!1besito!

Anónimo dijo...

A veces son tan aparentemente insignificantes las cosas, que pueden hacernos sonreir por dentro y por fuera...
Construye una escalera,sin ambición ni prisa,de pequeñas ilusiones.
A ver donde te lleva.....;)
(que alegria leerte..!!)

Tei dijo...

Mi universo es de grandes cosas porque desde mi punto de vista (soy un caracol) pués todo es gigante... yo este fin de semana también he ido a comer al campito, vi como dos "personajes" intentaban tirar piedras que rebotaran en el agua, fuí de viaje escuchando música aunque luego de tiendas no pude, el domingo también salí un ratino, por la mañana y por la tarde-noche,... todo muy completito... ten en cuenta que donde vayas tú con la bala también estaré yo... :D

ElDelBar dijo...

Mi universo de pequeñas cosas... me encanta esa canción como otras tantas de A. Sanz (parezco el Tomate :))... como bien dices, sobre las pequeñas cosas …Si se quieren disfrutar, hay que hacerlo en compañía de otros… si además es con la mejor de estas, con buen tiempo, con un caracol de peluche, ... pués todo se vuelve realmente bonita ... ups, que me equivoco, digo, bonito ... cosas como tirar piedras al agua requieren su práctica, no es fácil, es algo perseguido por el hombre durante siglos xD, ver una peli sin palomitas no importa si se hace con una sonrisa xP xP xP, las coincidencias son mágicas (hot, hot), comer un grofe rodeado de olores está bien pero me falta probar las tortitas :D, y, hablar compartir, reir, llorar, ... no tiene precio ... ser feliz es gratis y no cuesta tanto verdad? ... y claro, el universo de pequeñas cosas no tiene un "márgen" sino que puede irse extendiendo no? ... Bs (f)

arco dijo...

Me alegro que hayas empezado a aterrizar!!! ;oD Besos