lunes, 14 de julio de 2008

Tan frágil como una pompa de jabón...


"Hoy no puedo dormir...Me siento en la cama y me invade el olor a nuevo (¡hoy estreno sábanas!). Parece que Morfeo se resiste a visitarme hoy para sumergirme al "maravilloso mundo de los sueños"...Si, esa recompensa al final de día, esa constante búsqueda de la felicidad aunque sólo sea en sueños. Apoyo mi espalda contra la pared y casi casi puedo sentirte detrás mía susurrándome palabras de ánimo... (cuántas de ellas ¿verdad mamá?). Así, por momentos, me voy dando cuenta que no queda tan lejos ese futuro con el que soñaba cuando aún llevaba coletas y mis manoletinas no tocaban el suelo al sentarme... Los sueños que antes volaban como pompas de jabón a mi alrededor, hoy forman parte de mi vida. Y es que todos, tarde o temprano, tenemos la oportunidad de extender la palma de la mano y esperar a una de esas burbujas para que de una vez por todas deje de ser una ilusión volátil y pase a formar parte de nuestra realidad, del día de hoy...del que dicen que nunca más vuelve. Nada queda tan lejos, sólo hay que ser paciente y esperar el momento adecuado...con una gran sonrisa en nuestra cara..."

4 comentarios:

Anónimo dijo...

En determinados momentos ella se vuelve pequeñita...
pero, pequeñita, pequeñita...
y se le va la voz...
y de pronto,no sabe mirar...
no domina sus ojos...
por eso siempre mira hacia el suelo...
o esquiva con la mirada...
quienes no la conocen,piensan que es timida...
que se infravalora..que no es alguien interesante...
Lo que nadie sabe es que...
en determinados momentos...
cuando ella se vuelve pequeñita..
pero,pequeñita,pequeñita...
su mundo interior se hace grande,grande...
y ella se interna en él...
sin ningún problema...( recuerdas?para mi siempre serás pequeñita,pequeñita...tqm!)

;) dijo...

Bendición
Benditos los que sólo lloran solos
los que hablan lenguas muertas
los que creen en dioses aún no aparecidos
y se quedan dormidos sobre el atlas
(los labios en Ceylán la nariz en Angola)
(el pensamiento y los nervios en Londres?)
benditos los que huyen
los que dice que no y se van silbando
los tontos, los inútiles los otros
los que no opinan nada sobre nada
los que sufren por no saber mentir

benditos los que aman y están solos
los que no tiene prisa ni lugar
los que no dicen nada
los que se van sin más explicaciones.

Juan Vicente Piqueras.;)

^ i R i S ^ dijo...

¡Qué recuerdos me traen el primer texto willy! ¡Cómo sabes lo que me gusta...! también si no lo sabes tú, ¿quién lo va a saber mejor? Besitos preciosa! (de tu hija la eterna pequeñita jiji)

Anónimo dijo...

tqm wapa!!