sábado, 28 de agosto de 2010

Collage de mi viaje.


La respuesta a mi pregunta: "¿Y tú qué haces por tí misma?"
Diez noches. Once días. La recompensa de valorar-se. El placer de reencontrar-se. Reinventar-se. Disfrutar-se. Mimar-se. Querer-se.
Una amistad que florece. Escuchar y sentirse escuchada. Recorrer mapas con el rotulador rosa. Planear unas merecidas vacaciones. Momentos archivados en la retina del corazón. Instantes capturados con sabor a ti. Recuerdos almacenados en la memoria de mi vida. Mis pies recorriendo nuevos caminos. Nuevas direcciones. Energía mezclada con cansancio. No rendirse nunca. Querer siempre un poco más. Insaciables ganas de llenar los días de aventuras. Abrir los ojos al mundo. Dos locas corriendo por las calles de Roma. Por el metro. Por la terminal... por sus vidas. Como si el mundo se fuera a terminar mañana mismo. Dos niñas jugando a ser mayores con sus mejores virtudes. Sin miedo. Jugando a la amistad sin más norma que la de sonreir. Vivir mi presente. Inventar el guión "aquí y ahora". Sonreir a una ciudad que nos acoge enlazando casualidades y serendipias. Y "el Universo provee" cada uno de nuestros pasos sin brújula. Ningún momento vacío de recuerdo ni significado. Como una película en la que curiosamente sale todo bien. Y cuando salen los créditos te impregna una extraña sensación de escepticismo... y crees que solo ocurre en las películas americanas.
Actuar como protagonistas en nuestra propia película...italiana. En la versión más original.

Desayunos con "diamantes" en la terraza del sexto. Pizzas de cualquier ingrediente en cualquier punto de la ciudad. Helados hechos de carcajadas con guindas de sentido del humor que hacen que afloren mis tonterías. Mis canciones versionadas y bailadas. Nuestra lista de canciones. Cruzar esas peligrosas calles con los semáforos en rojo al estilo romano. Desafiar a la ley. Y en muchas ocasiones, a nuestra propia suerte vida. Las teorías de Patri que siempre son verdad. Porque si. Y punto. Ella y sus momentos únicos y genuinos. Sus sueños tan realistas y sus risas nocturnas sin que se diera cuenta. Su ilusión. Sus ganas. Su indecisión. Su sonrisa. Su dislexia. Todo lo contagia y resuena por las paredes de una habitación de hotel de la que emergen planes ocultos para construir nuevas sonrisas.

Bracciano. Su lago y sus cisnes. El Nuestro castillo de hadas. Subir cuestas al ritmo de la música. Complicidades espontáneas. Nettuno y sus playas (Y sus helados. Y sus charlas interminables). Tívoli y Villa Adriana. Viajar en el tiempo con los ojos abiertos. Hacer fotos como si estuviéramos solas. Mentiras piadosas. Miradas espanta-italianos (¬¬'). Cambio de identidad por una noche: Adriana y Daniella. Clases de italiano express a cambio de sonrisas. Bailar como si nadie nos mirara...aunque todo el mundo lo hiciera.
Vivir como si nada más importara.
Disfrutar como si no quedaran más días por compartir... aunque siempre inventábamos uno más.

El Coliseo. El Palatino (y nuestras siestas). El foro romano y la magia de transportarte a otra época. La boca de la verdad y mi mano. La Plaza Venecia. La columna Trajana. Las Termas de Caracalla y los momentos de paz en sus jardines. Plaza España, República, Navona, Popolo. Más y más plazas. Más y más iglesias que recordaban catedrales. El Vaticano y sus tesoros (y mis robados de la Capilla Sixtina). Campo de'Fiori y sus exquisitas macedonias. Castillo de St Angelo y sus fiestas nocturnas al lado del río. Trastevere y su mecadillo de antigüedades (y mi "nueva" adquisión: Canon-Canonet). Panteón y sus imponentes columnas. S. Giovanni. Quirinale. Vía del Corso.
La Basílica de San Pietro. Los 500 escalones a pie. Temer por nuestra propia vida en la claustrofobia de sus escaleras. Sin aliento.Ver la luz final... y regalarle a los ojos los primeros bostezos de Roma al amanecer.

Fontana di Trevi.  Por la mañana temprano. A media mañana. Por la tarde. Por la noche. De madrugada. Fotos y más fotos. Nuestro punto favorito. Una cajita especial con muchas monedas por lanzar para cada persona que me lo pidió (familia, pacientes, amigos, twitter). Mis mejores monedas para mis mayores deseos. Los vuestros. Los míos. Los nuestros. Sueños con alas que nadan en el agua con la esperanza de convertirse en realidades. En hechos. Un lugar mágico donde se respira ilusión, amor y alegría. Sentarse a mirar a la gente tomando granizada. Besos. Caricias. Deseos. Sonrisas. Abrazos. Complicidades. Cierro los ojos e imagino que yo soy ella. Y más fotos que huelen a vainilla. Y el eco de tu risa inocente resuena en un mensaje. Y luego Villa Borghese. Con sus parques infinitos. Verdes, envolventes y refrescantes. Paseos dorados al atardecer. Reinventar el concepto de echar(te) de menos.
Entender que para recibir amabilidad, la sonrisa es la mejor moneda de cambio en cualquier idioma. Comprender que cualquier recompensa a los sentidos conlleva un esfuerzo que se olvida en ese preciso instante en que visualizas lo que tanto has deseado. El tamaño del esfuerzo es proporcional al deseo. Y se para el tiempo: Puente Milvio. Un candado por cerrar. Un viaje pendiente. Fotos en blanco y negro con el corazón rojo. Paréntesis de una vida. Facturar sonrisas en mi equipaje. Cerrar ciclos y liberar-me del pasado. Abrir ventanas e inquietar-me con la incertidumbre de un futuro. Alimentar-me de mi presente. Regreso. Una Moleskine llena de recuerdos... y siento que me quedo corta con este texto. El primer viaje de muchos. Y todos los caminos llevan aRoma...

Gracias Patri: mi gran compañera para nuestro gran viaje.

Roma....amoR.

8 comentarios:

Wilsoke dijo...

Un camino y mil viajes… :) Bienvenidas a casa :D

KATREyuk dijo...

Qué bien! Cómo me alegro que no solo tuvieras descanso y conexión, sino aventura y momentos inolvidables...
No sabes cuanto me alegro de que te lo hayas pasado tan bien...
Aquellos caminos que llevaban a-roma y que te han traído de vuelta con un bolso lleno de instantes...
Un abrazo enorme

Anónimo dijo...

:)Me ha encantado el relato...pero como tengo la versión extendida, me he reido al leerlo imaginando a Patri en la Fontana gritando:miss deseos... se llevan mis sueños!!O a ti en San Pedro subiendo y"viendo la LuZ".
He disfrutado tanto o más aún que tú sabiendo todo lo que habeis vivido las dos.
Próxima parada.....VENECIA!!!TQM!

sidiostedalimones dijo...

Es el mejor relato de viajes que he leido, con diferencia!

Anónimo dijo...

Lo encontré (con ayuda, si... :$) y cómo ya te he asegurado: me has hecho llorar. Porque sí, soy una ñoña y añoro mucho nuestro viaje; todos los momentos, todos los desafios, todos los planes y lo chulo y bien que nos ha quedado todo.
Grácias a ti, porque no he encontrado (ni encontraré nunca) una compi de viaje tan igual a mi.
Este viaje no podría haber salido tan bien si no lo hubieramos hecho juntas...
Lo repetiremos, en otro lugar, con otro mapa, pero con la misma ilusión! porfaaaaaaaaaa

¡GRACIAS!

:) Adriana*

3,1416 dijo...

Es la cuadragésimo (por lo menos) que leo el post y, como ya sabes, me encanta! :) Como te dicen en un comentario por ahí es el mejor relato de viajes!

Me da la sensación cuando lo leo que van pasando fotogramas de los lugares y momentos delante mía mientras "veo" la película!

Ojalá haya muchos relatos más como este pero de miles de rincones diferentes en el planeta!

:*

Otoño dijo...

Me ha recordado tantísimo a mi viaje a Londres... qué recuerdos!
A mí también me gusta contar las cosas de esta forma, me recuerda a muchos post míos :)

Bruma dijo...

Toma te acoge, te envuelte y te transporta...
Aunque mi relacion con ella es mas bien agridulce, pq estuve por trabajo, hacia mucho calor, la ciudad no es working friendly y me robaron todas mis cosas; he de reconocer q tiene algo q la hace unica y distinta a todas. Por algo es junto con Paris, Londres y NY una de las grandes ciudades mas emblematicas del mundo.
Me llevé el sentimiento en el Colosseo y la plenitud de Trevi. Volveré y tendré el romance q nos merecemos, una reconcilacion! :)
Que bello es viajar!!

PS: por cierto, me gusta eso de Roma....amor...
Y la cita de Todos los caminos llevan aroma, la conoci por el poeta Felipe Bollaín, sevillano, del movimiento Aina Libe, de poesía en la calle.

Bacionee!!