miércoles, 2 de febrero de 2011

Cerrando puertas. Abriendo ventanas.

Aquella noche llegué a dos conclusiones:
 * La primera fue que un camino peligroso lo es todavía más en la oscuridad.  
* La segunda... que estaba irremediable y desesperadamente perdido.
(Big fish)

Y quizá ese sea el primer paso. Sentirse perdido para luego encontrarse. La vida esta llena de interrupciones y complicaciones que hacen que las agujas de nuestra brújula bailen a merced de lo ajeno. Cerramos puertas que un día se quedaron entreabiertas. Abrimos puertas que un día dimos por cerradas. Lo que no sabemos es que lo importante no está en el propio pomo del que nos ayudamos para abrir o cerrar. Sin bisagras, las puertas no se mueven. Sin decisiones, la vida permanece inmóvil. Ya lo decía Edwin Markhan: “Las decisiones son las bisagras del destino”. Y es que, no podemos hacer girar las puertas a nuestro antojo sin ser conscientes de que, puesta una bisagra, quizá no nos demos cuenta de que es necesario engrasarla lo suficiente para que gire…Sin embargo, cuando estamos perdidos somos tan básicos en nuestras acciones que intentamos pasar de soslayo por alguna rendija o incluso, seguimos empujando… y empujando. Y, evidentemente, la puerta cede. Y el “destino” se tuerce… el camino se torna oscuro, y de repente nos damos “con una puerta en las narices”.

Y te lamentas. ¿Y por qué esa puerta está en mi camino? ¿Por qué no la dejaría como estaba? ¿Por qué ami? ¿Por qué tengo tan mala suerte? ¿Y…?
Y, mientras te pasas los días delante de la puerta lamentándote, la vida pasa. Y la puerta seguirá ahí... quitecita. Y haces exactamente lo mismo de siempre: quejarte, lamentarte, entristecerte... (
¿Realmente pensáis que quejándonos una puerta se abrirá? ¿Se os pasaría por la cabeza matar moscas a cañonazos? Sí, riéte, es absurdo, ¡pero es la misma actitud!) ¿No os ha pasado? Pareciera obvio pensar que si siempre hacemos las cosas de la misma manera, el resultando fuese muy parecido en todos los intentos. Quizá el "quid" de la cuestión sea modificar algo, por mínimo que sea, para que, evidentemente, obtengamos un resultado diferente. Ojo, nadie nos asegura que mejor. Diferente. Siempre pienso que, irremediablemente, ante una situación, siempre podemos actuar de dos formas distintas (como mínimo). ¿Alguna vez te has parado a pensar el tiempo que dedicas a quejarte? Exactamente el mismo que podrías invertir en buscar una alternativa o solución a eso que te preocupa, incomoda o entristece. Sin embargo, quejarse se nos antoja más facil, y en muchas ocasiones, es más adaptativo que arriesgarse o salirse de lo "común". C'est la vie. O no. Tú decides.

¡Con lo sencillo que es hacer las cosas de manera diferente!  ¿Probaste a llamar a la puerta en lugar de lamentarte frente a ella? Toc, toc… ¿se puede? (Todo ello, contando con que quieras entrar... a veces deseamos traspasar puertas sin pensar si relamente necesitamos hacerlo o no. ¡Inconsciente!)

Y si no se abre… siempre quedarán más alternativas. El abanico es tan amplio como tu imaginación te permita. Sal del círculo. Piensa diferente. Incluso deja de pensar. Fuera miedos, zancadillas, prejuicios o inseguridades: Imagínalo. Ah, ¿que es una locura? Bien, puede serlo ahora, pero guárdatela. Puede que, en un futuro, te sirva. Quién sabe. Imagina que no tienes ningún impedimento para alcanzar lo que deseas. ¿Cómo lo harías? Ya sabes, primero el número uno... luego el dos... el tres... Y casi sin darte cuenta, lo habrás hecho de diferente manera. ¿No obtienes el resultado que esperas? Estará bien... shhhh, es un secreto a voces: en esta vida, muchas cosas no salen a la primera. Aprende. Sigue haciendo lo que te vaya bien... cambia lo que entorpezca el proceso. Y así, en bucle. Nadie mejor que uno mismo para discernir entre lo que nos beneficia, de lo que no. Mantente en silencio. Escúchate. A veces, puede ser duro reconocerte en esos diálogos internos. Otras, muy reconfortante. Ya sabes, una de cal... otra de arena. No nos pilla de novedad esto, ¿no? La vida unas veces te da, y otras te quita. Y quiero pensar que, tarde o temprano, lo hace a partes iguales. Paciencia. No corras... ¡somos muchos los que nos atrevemos a vivir y todos necesitamos oxígeno! Dosifica. Modifica el ritmo, pero nunca te pares a menos que sea para coger impulso. A vivir, se aprende viviendo. Y aunque entraña riesgos, siempre merece la pena.
¿Sabes ya?


Al fin y al cabo, el refranero popular es muy sabio, y…
  “Cuando una puerta se cierra… una ventana se abre.

18 comentarios:

Sofía dijo...

¡Qué boniiiiiito! Me ha hecho pensar mucho... sobre todo en que me cuesta cambiar las cosas más de lo normal.

No sé, hoy es un día raro, y por mucho que lo intente no sería capaz de hacer nada de lo que dices... Ya veremos a ver mañana ;)

Muaks

^ i R i S ^ dijo...

¡Gracias Sofía! Siempre se puede hacer algo más... Aunque sea pequeñito. A veces, esos pasos nos llevan hacia algo grande. Date un respirín y dedícate un ratito. Suerte con tus exámenes... si necesitas prácticas, tengo una espaldita con muchos nudos, y estoy muy a menudo en Talavera jajaja. ¡Ánimo preciosa! :)

KATREyuk dijo...

:-)
Si sigues dando estirones los pantalones de llegarán emocionalmente por los tobillos... aprovecha las rebajas y renueva vestuario.
;)
Eres sensa-cional!
Un abrazo

^ i R i S ^ dijo...

Jajajaja, voy a ponermérlos con unas botas altas y así disimulo el estirón. Es que el otro día se me rompió la barra de mi armario, y tengo la ropa encima de la cama... No creo que sea muy buena idea ir de tiendas por un tiempo xD
¿Y si me ha dado fiebre sin darme cuenta y por eso estiré? ;)

Gracias por todo, pre-cioso.

Anónimo dijo...

Una puerta cerrada debe ser considerada como fuente de nueva fortaleza, nunca como un fracaso. Saca lo mejor de ti, ten confianza, piensa a lo grande. Abre una nueva puerta, ábrela de una patada si es necesario(..)Si es preciso, construye una nueva."Cuando una puerta se cierra otra se abre." Arthur Pine y Julie Houston


"Y debe ser que pienso igual que ayer pero del revés todo se ve más claro, mas fácil no sé, las cosas se van ordenando solas sin querer, y dicen que si una puerta se cierra se abre otra no sé, más grande más bonita y más fácil que ayer...";)

Inma dijo...

Sin palabras...solo se que me lo quedo para esos momentos..en los que no ves ni puertas,ni visagras...ni nada de nada...me quedo con las ganas de seguir avanzando poquito a poco,a veces esos pequeños pasos resultan ser los mas grandes.
" A vivir se aprende viviendo" y esto creo,siempre merece la pena...:)

^ i R i S ^ dijo...

¡Que nunca falten esas ganas, perikina! Como dice el título del blog "...a pasito de caracol..." ;) ¿Vivimos?

¡Qué ilusión leerte por aquí! Gracias por comentar:D

Moona dijo...

Di que sí, que a mí se me llena la boca de decir lo mismo a los amigos que veo que invierten gran parte de su vida en quejarse y quejarse, día tras día, sin intentar cambiar o ver otras posibles salidas. Desde ahora, lo que voy a hacer es darles el link a esta entrada :-)

^ i R i S ^ dijo...

¡Gracias preciosa! Precisamente tú siempre transmites muy buena actitud... ¡y una gran sonrisa! Seguro que algo se contagiará :)
¡Un besazo!

Rafa dijo...

"Cuando menos piensas... sale el sol."

Gracias. Preciosa y buena entrada.

ceroocho dijo...

Big Fish, menudo peliculon.

Unas puertas se abre, otras se cierran. Puedes quedando mirando las puertas sentado en tu sofa o puedes irte de una a otra.
Bonito texto.

allthatglitters dijo...

Muy bonito el post.
Pasate por mi blog hago sorteo.

Almu dijo...

Me encanta! me encanta, me encanta!
te sigo desde ya!

manolilloc2c dijo...

Hola a todos, soy un fiel seguidor de este blog y queria invitaros a todos a visitar mi nuevo blog, espero que os guste tanto como a mi este.
http://loquetedijeaqueldia.blogspot.com/

leamsi dijo...

he llegado por casualidad, dando vueltas entre letras aburrido y cansado, por la larga noche insonne que he sufrido, a causa de un divorcio, que aunque cordial y amigable, no deja de ser un desagradable momento de ruptura(y ya van dos)
Me voy a quedar siguiendote y por aquello de la cortesía te invito a pasar por mi rincón y si te gusta lo que lees pués que te quedes tú también.
http://malostiemposparalalibertad.blogspot.com/
besos

Anónimo dijo...

como estas? su espacio online es muy bueno,es la tercera vez que vi tu pagina, muy informativo!
Adios

Serendipia dijo...

Veo que es un posteo viejito por los primero comentarios.
Hay mucho de verdad en lo que acá leo, pero por experiencia propia te digo que es muy feo cuando uno se para frente a la puerta, hace TOC TOC y del otro lado nadie te responde.
Hoy, después del dolor, tengo mi puerta cerrada y la ventana la mantengo abierta, como para no cerrarme tanto a la vida.
Un saludo

La Perfida Canalla dijo...

Y con el tiempo, la ventana acaba molando mucho mas....
Por cierto soy Pérfida
Un saludo coleguita