martes, 31 de julio de 2007

En camino...

"Seguramente hay un rumbo
posiblemente
y de muchas maneras personal y único.
Posiblemente haya un rumbo
seguramente
y de muchas maneras
el mismo para todos.
Hay un rumbo seguro
y de alguna manera posible."


De manera que habrá que encontrar ese rumbo y empezar a recorrerlo. Y posiblemente habrá que arrancar solo y sorprenderse al encontrar, más adelante en el camino, a todos los que seguramente van en la misma dirección. Este rumbo último, solitario, personal y definitivo, sería bueno no olvidarlo, es nuestro punto de conexión que nos une irremediablemente al mundo de lo que es. Llamemos destino final como cada uno quiera: felicidad, autorrealización, elevación, iluminación, darse cuenta, paz, éxito, cima, o simplemente final...lo mismo da. Todos sabemos que arribar con bien allí, es nuestro desafío. Habrá quienes se pierdan en el trayecto y se condenen a llegar un poco tarde, y habrá también quienes encuentren un atajo y se transformen en expertos guías para los demás. Algunos de estos guías me han enseñado que hay muchas formas de llegar, infinitos accesos, miles de maneras, decenas de rutas que nos llevan por el rumbo correcto. Caminos que transitaremos uno por uno. Sin embargo, hay algunos caminos que forman parte de todas las rutas trazadas. Caminos que no se pueden esquivar. Caminos que habrá que recorrer si uno pretende seguir. Caminos donde aprenderemos lo que es imprescindible saber para acceder al último tramo. Para mí, estos caminos inevitables son cuatro:
1. El camino de la aceptación definitiva de la responsabilidad sobre la propia vida, que yo llamo: CAMINO DE LA AUTODEPENDENCIA.
2. El camino del descubrimiento del otro, del amor y del sexo, que llamo: CAMINO DEL ENCUENTRO.
3. El camino de las pérdidas y de los duelos, que llamo: CAMINO DE LAS LÁGRIMAS.
4. El camino de la completud y de la búsqueda del sentido, que llamo: EL CAMINO DE LA FELICIDAD.
A lo largo de mi propio viaje he vivido consultando los apuntes que otro dejaron de sus viajes y he usado parte de mi tiempo en trazar mis propios mapas del recorrido. Mis mapas de estos cuatro caminos se constituyeron en estos años en hojas de ruta que me ayudaron a retomar el rumbo cada vez que me perdía. Quizás puedan servir a algunos que, como yo, suelen perder el rumbo, y quizás, también, a aquellos que sean capaces de encontrar atajos. De todas maneras, el mapa nunca es el territorio y habrá que ir corrigiendo el recorrido cada vez que nuestra propia experiencia encuentre un error del cartógrafo.
Solo así llegaremos a la cima...
Ojalá nos encontremos allí...
Querrá decir que ustedes han llegado...
Querrá decir que lo conseguí yo también..."

10 comentarios:

Anónimo dijo...

XDDD Pos fin!!hay que insistir para que te dejen entrar en tu nuevo"huequito"..Me gusta..desde cero en todo ehh.besitos wapa tqm!

Anónimo dijo...

"...-Las estrellas no significan lo mismo para todas las personas. Para algunos viajantes son guías. Para otros no son más que lucecitas. Para los sabios son problemas. Para mi hombre de negocios eran oro. Ninguna de esas estrellas habla. En cambio tú…, tendrás estrellas como ninguno ha tenido.

-¿Qué intentas decirme?

....-Por las noches tú elevarás la mirada hacia el cielo. Como yo habitaré y reiré en una de ellas, será para ti como si rieran todas las estrellas. Tú poseerás estrellas que saben reír.

Volvió a reír...."...tqm!

Antoine de Saint- Exupèry
“El Principito”

Anónimo dijo...

"Unos días camino y otros Camino. La diferencia para mi es que unos días me limito a pasar por el recorrido de mi existencia sin más, y es cuando camino; y otros días procuro poner en cada mirada a los demás, en cada palabra, y en cada gesto, algo agradable, y además de manera sincera, que no sea una pose o una careta, y ese día creo que Camino. ....
Peregrinar no es solo andar y andar por tierras desconocidas hacia un santuario, es hacerte mejor cada día que andas. ... El Camino no es una carrera. Por eso: "no corras, Camina""besitos!

Anónimo dijo...

"No mires los mapas, en los mapas se corre mucho";)

Anónimo dijo...

Lo que al día le pido ya no es
que me cumpla los sueños, que me entregue
los deseos cumplidos de otros días
porque al fin he aprendido que los sueños
son igual que las alas de un insecto
y al tocarlos el hombre se deshacen;
y es que un sueño al cumplirse es otra cosa
que no ayuda a volar.
Lo que al día le pido es ese sueño
que al rozarlo se parta en otros sueños
lo mismo que una bola de mercurio
y que brille muy lejos de mis manos.
Lo que al día le pido empieza a ser
más difícil incluso de alcanzar
que los sueños cumplidos, porque exige
la fe antigua en los sueños.
Lo que al día le pido es solamente
un poco de esperanza, esa forma modesta
de la felicidad.(BESITOSS)


Vicente Gallego

;) dijo...

“…hay que recordar que la voluntad
sirve para empezar a correr
no…para terminar.
Nacimos para estar en el camino
y el único camino es el porvenir
todo está por venir, mejor curtir el cuero
y supervivir
es una buena elección
alguna vez todos tuvimos q agarrarnos del sombrero
por que la tormenta era cruenta
y también hay que convencer al tilín del corazón
mirando pasar el pasado
no me estoy quedando mirando
nada mas estoy arrastrando…”

Andrés Calamaro
El tilín del corazón
(El Palacio de las Flores);)

G.O. dijo...

Para que tú me entendieses escribí muchas palabras,
y sin embargo el silenció ayudó.

Para que tú me entendieses, abrí al mundo un paraje
de montañas y de ríos, y también una fuga, una vuelta al recodo del rocío.

Me llené de brisas y luceros;
y andaregueando el monte; desafié soledades y calmé mi sed con agua de tinajeros.

Tú en cambio infeliz vivías los días y un grito de silencios te rodeaba, eras quizá la niña mas deseada en las lagrimas fugases de la almohada.

Para que tú me entendieses plasmé equilibrios de alegrías y tristezas,
te hablé de todo, de todo el amor que conocía.

de las cosas que forman nuestras vidas, de las cosas que en tu infancia hiciste, y del pájaro que en la mano, en confianza come alpiste.

Te amé emotivo con filosofías de impaciencia, y te amó hoy con la madurez del niño que aprende nuevas letras.

Tú me enseñaste el camino, tú me mostraste lo adverso,
y así en tus juegos de niña yo fui aprendiendo los versos,
para mostrarte en mis manos, un lazo de amor paterno
que enjugue en tus pensamientos la brisa de los recuerdos.

Y un fuerte viento cargado de aromas para el presente
Para que cante en tu mente la alegría y la paciencia,
la luz y la templanza, la búsqueda de ti, el amor por la esperanza.
Tu seguridad, tu propio yo,
tu crecimiento interior en aras de algo bello, la confianza.

Esto es vivir con más vivencia, esto es vivir sin desconfianza,
es la fuerza que emancipa, y hoy ya mujer, nos une para vivir mejor.

Ya pasaron las noches y los días
Ya el viento cargado descansó
y hoy tus alas revisten nuevas fuerzas
para marcar el rumbo de los dos.

Sé tú misma en el aire tarareando una canción,
Vuela altiva, vuela airosa, no desmayes en el paso bajo el sol.


Y desde allí calla, calla para que nadie te envidie,
porque tu vida es tan tuya como tu alma y tu fe.

Y cuando escuches al viento gemir junto a tu pecho, dile a tu alma ¡¡despierta!!
Vamos a tomar conciencia, dile a tu cuerpo basta de soñar,
Empina tus miembros y deja que tu sangre recorra alegremente lo que quizá con tu mente quisieras detener.

Llegó la hora del pensar, es la encrucijada del momento,
Se te avecina un mundo que tiene mil encantos,
¡Todo es falso!

Se te avecina un mundo que adormece en el vaivén de las cosas que florecen, son todas nuevas y has de aprender; pero son tuyas. Te pertenecen.

Llegó la hora del pensar y sin embargo me alegro que no pienses.

Has de vivir para aprender, y desde el vuelo azul que hoy te pertenece, valorarás la isla donde la hierva crece, y es allí donde estaré, donde quizá te alegrará encontrarme; y con los lazos de amor que tu formaste se encantará mi alma de mirarte....se encantará mi alma de mirarte.......tqm!

Anónimo dijo...

...Dice que sólo llora en el mar,porque son las únicas lagrimas que no se echan a perder..
VOZ DE MAR.Maria del Mar Bonet por Emilio Gsrido.;)

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Sergio dijo...

Y aunque quisiéramos evitarnos alguno de esos caminos que describes, resultan todos ellos inevitables y necesarios para terminar siendo lo que seremos cuando ya, al final del camino, volvamos la vista atrás. :)

Besos miles, para una chica guapa.