viernes, 19 de octubre de 2007

En determinados momentos ella se vuelve pequeñita...
pero, pequeñita, pequeñita...
y se le va la voz...
y de pronto,no sabe mirar...
no domina sus ojos...
por eso siempre mira hacia el suelo...
o esquiva con la mirada...
quienes no la conocen,piensan que es timida...
que se infravalora..que no es alguien interesante...
Lo que nadie sabe es que...
en determinados momentos...
cuando ella se vuelve pequeñita..
pero,pequeñita,pequeñita...
su mundo interior se hace grande,grande...
y ella se interna en él...
sin ningún problema...

"La realidad de la otra persona no está en lo que te revela, sino en lo que no puede revelarte.
Por lo tanto, si quieres entender a esa otra persona, no escuches lo que dice, sino lo que CaLLa..."


8 comentarios:

;) dijo...

A veces el hacernos pequeños nos engrandece, la percepción que los demás tienen sobre nosotros no siempre coincide con lo que realmente somos.;)

Anónimo dijo...

Me gustaria verla salir de ese mundo interior hacia fuera,y seguir siendo grande,aprovechar eso de dentro y sacarlo fuera.tqm!..(que no se te hagan muy pesados estos dias en Madrid..ya quedan pocos!...)

Bixo dijo...

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
Cuidate muxo ;)

Arco... dijo...

¡Dí que sí, Iris! Lo tuyo es estar entre las nubes, salir en medio de las nubes, y tu blog tiene mucha relación con tu nombre, ¡Cómo te gusta volar!

Yo también soy de los que les gusta volar, como tú, unas veces volamos en primera y otras en low-cost, vuelos de esos que al poco rato se pierden entre las nubes y vuelos de esos que dan vuelta y media a mi tierra.
Pero, ¿sabes una cosa? Tanto vuelo me provoca “Jet lag”, y no sólo puedo vivir volando.

Muy a menudo, suelo navegar, en crucero y yate o en patera y barcos de pesca, de esos que llegan mar adentro, o de los otros que se quedan en la orilla.
Pero, ¿sabes otra cosa? Tanto vaiven me provoca mareos, y no sólo puedo vivir navegando.

Pero Iris, ¿sabes lo que realmente más me gusta? Lo que me gusta es CAMINAR. Caminar en tierra firme o con dudas, caminar junto a otros, o a veces sólo, caminar compartiendo lo que tengo y lo que los demás me ofrecen. Caminar con la gente que está cerca o con la que está lejos. Caminar cuesta arriba o cuesta abajo, con tirones y ampollas, que son signo de haber hecho el camino.
En definitiva es tocar la tierra que se me ofrece hoy y ahora, allí donde esté presente, con la gente que quiero, gente de carne y hueso, con pasos que resuenan y dejan huella, mojados con agua que empapa hasta el fondo…

Y no olvides Iris que aunque estés por las nubes, que aunque a veces no se te vean, tienes dos pies que tocan tierra, para caminar y no para volar ni navegar.

C.M. dijo...

Es la magia y el tremendo milagro de los introvertidos. Socialmente el exito es de los otros, pero ellos se lo pierden. El jardin secreto es secreto por eso, porque pocos conocemos el camino.
Cuando nos hacemos pequeñitos,pequeñitos...
algo se vuelve inmenso dentro de nosotros...
Saludos!

Anónimo dijo...

Existe una calle con vistas al cielo de los sueños, arraigada en la terrena realidad, en la que habitar en equilibrio, abriendo la puerta a lo que se presente, sin esperar nada.

Cuando no esperas, la belleza te sorprende.
Cuando no esperas, la decepción se difumina.
Cuando no esperas, los acontecimientos se desarrollan en su curso natural.
Cuando no esperas, comprendes que las cosas tienen un sentido, y sobre todo, su momento...dia a dia..pasito a pasito...tqm!

Anónimo dijo...

Guarda tus miedos entre mis costillas, cúbrete los ojos con mis manos, protégete el corazón con mi armadura, acuna tu inseguridad en mi regazo, libera tu pesar sobre mis hombros....;)

Anónimo dijo...

...A veces te preguntas si los pasos que das, son los que quieres dar
o son simplemente los correctos...
Algunas veces te sientes algo incómoda, las personas te aturden
la ambición, el egoismo, la codicia, la frialdad, el cinismo te rodean...
te preguntas entonces: ¿vale la pena?
siempre tuviste bien en claro lo que quisiste,
fanática del orden, hasta obsesiva...
firme en tus convicciones, y dispuesta a lograr lo que te propongas.
pero no todo es a cualquier precio,
el límite: ¡ no vendas tu alma al diablo!
no hagas lo que los demás,
apartate de los que te dañan, te opacan, te quitan la luz...
no permiten que brilles,
no permiten que te enfoques en tu objetivo, te distraen.
¡no pierdas el tiempo en ellos!
el camino es largo, y lleno de obstáculos,
¡súperalos!
procura vivir con la inocencia de un niño,
no te contamines, no permitas que esa energía negativa te invada
vuelve a tus orígenes, medita, toma aire,
grita si hace falta, llora.
pero ¡no huyas! , lucha con tus propias armas
defiende tu proyecto, tu sueño...
al fin de cuentas es tu vida, tú la elegiste
defiéndela...(...)quien dijo que fuera fácil?....
(texto de C.)
.....De todas maneras, el mapa nunca es el territorio y habrá que ir corrigiendo el recorrido cada vez que nuestra propia experiencia encuentre un error del cartógrafo.
Solo así llegaremos a la cima...
Ojalá nos encontremos allí...
Querrá decir que ustedes han llegado...
Querrá decir que lo conseguí yo también...";)